Los conservantes – una dieta rica en químicos…


Hoy se habla mucho sobre una alimentación sana, la comida orgánica. La gente cada vez da más importancia a la calidad de la comida.

¿Pero sabemos realmente lo que comemos?

¿Cuáles son los ingredientes de los alimentos que compramos?

¿Entendemos lo que dicen las etiquetas?

Chemicals

Muchas personas ojean las etiquetas leen la composición de los alimentos y como no ven nada sospechoso a primera vista, los compran. Las etiquetas sin embargo, a menudo contienen unos símbolos ininteligibles como una letra y números diferentes, por ejemplo E103, E951 y así un total de 1.520 caracteres que normalmente nadie entiende y rara vez se preguntan qué son exactamente.

Se utilizan para indicar diferentes tipos de suplementos, colorantes alimentarios, conservantes, antioxidantes, estabilizantes, emulsionantes, sabores y potenciadores. Resulta que una parte significativa de estos aditivos alimentarios son perjudiciales y están prohibidos por ley en muchos países de Europa, EE.UU. y Australia. Algunos de estos aditivos causan alergias, otros conducen a la diabetes, algunos irritan el estómago o influyen mal en las funciones del cerebro y un gran número han sido demostrados cancerígenos. Esta información desde luego en la etiqueta no la encontraremos, no hay ninguna advertencia sobre sus efectos secundarios. Estos suplementos son más peligrosos para los niños, ya que están presentes  en refrescos, chicles, chuches, dulces y otros artículos que se compran a diario.

Más de 100 años atrás, en el siglo pasado, el término suplemento dietético era demasiado condicional y el control de su uso aún más. En los refrescos de forma totalmente legal se añadía cocaína por ejemplo y uno de los medicamentos patentados contra la tos era la heroína. En los años 60 especialistas en Tailandia de una empresa fabricante de medicamentos para niños, en lugar de añadir propilenglicol, agregaron un producto idéntico por sus propiedades  físico-químicas, pero mucho más barato, etilenglicol, que se utiliza como un componente del líquido refrigerante de los coches. Como resultado 300 niños murieron de necrosis tóxica y varios miles sufrieron una intoxicación grave.

En el mismo periodo se consideraba la metanfetamina como un estimulante inofensivo. Sólo después de varios años utilizándola ampliamente, los médicos y los pacientes aprendieron los efectos secundarios mortales de esta droga, que ahora está en el grupo de las llamadas drogas duras. Las normas europeas para el registro de sustancias biológicamente activas o de otros aditivos alimentarios son muy estrictas. La investigación internacional se centra en el estricto control de seguridad que impone la Unión Europea. Sin embargo, en la práctica la misma compañía puede producir una comida en tres versiones diferentes, para el consumo interno, para la exportación a los países desarrollados que ejercen un control estricto sobre los aditivos y para la exportación a los países en desarrollo, sin tantos controles.

En un principio el fabricante pondrá el símbolo E… correspondiente para lavarse las manos. Es cosa del comprador elegir un producto dañino más barato, u otro menos dañino pero más caro. Puede tomar la decisión si conoce el símbolo, claro.

El símbolo E contiene diferentes números que designan los aditivos alimentarios, según las normas de la Unión Europea. Los mismos dígitos sin la E están permitidos en el Reino Unido y los EE.UU. Allí utilizan otro sistema de clasificación.

De E100 a E181 es el grupo de los colorantes. Se utilizan en las bebidas gaseosas dulces, refrescos, chuches, caramelos, helados.

De E200 a E290 son los conservantes que encontramos en todos los alimentos enlatados, setas, compotas, zumos, mermeladas y conservas.

De E296 a E385 son ácidos y antioxidantes. Protegen a los productos de descomposición y se encuentran en los productos lácteos, yogures azucarados y de sabores, postres, embutidos, mantequilla, chocolate.

Desde E400 a E495 son gomas, emulsionantes, estabilizantes y agentes espesantes que conservan la textura del producto. Se usan en mermeladas, jaleas, leche condensada, postres de chocolate, productos lácteos.

De E500 y E585 son sales minerales.

De E620 a E640 son condimentos, saborizantes y potenciadores.

De E900 a E999 son mezcladores utilizados en los refrescos.

Los aditivos de Е1000 a Е1199  ayudan a no absorber la humedad y se agregan a la harina, el azúcar y otros productos.

De 81 colorantes, 20 están prohibidos. Absolutamente prohibidos están E121 color rojo cítrico y E123 colorante amaranto que se utiliza en mezclas para pasteles, rellenos de frutas y jaleas, y que puede causar asma, eczema, hiperactividad y es perjudicial durante el embarazo. E102 es tartazina. Se utiliza en las bebidas gaseosas, dulces, aperitivos, pasta, conservas de pescado, sopas envasadas. Causa ataques de asma y urticaria en los niños y está prohibido en Noruega y Austria. El siguiente E104 se utiliza en lápices de labios, cuidado del cabello, causando dermatitis y está prohibido en EE.UU., Australia y Noruega. E133 se utiliza en los productos lácteos, mermeladas y bebidas y está prohibido en siete países europeos (Austria, Bélgica, Francia, Noruega, Suecia, Suiza  y Alemania).

El colorante E142 es derivado del alquitrán de hulla, utilizado en los guisantes enlatados y está prohibido en Suecia, EE.UU. y Noruega. Otro derivado del alquitrán de hulla, E151 está prohibido en Canadá, Finlandia, Japón, Noruega y EE.UU.

La lista de cancerígenos es  muy larga, los colorantes núm. 103, 105, 121, 123, 125, 126, 130, 131, 142, 152 y 153, los conservantes núm. 210, 211, 213 a 217 y 240, que es un formaldehído, el antioxidante E330, E447, E924 A y B. Los suplementos de 171 a 173, 320 y 322, 407, 447 y 450 pueden dañar el hígado y los riñones. Los 250 al 252 están contraindicados en hipertensión. Los aditivos 230, 232, 239 y antioxidantes del 311 al 313 causan alergias.

En las estanterías de los supermercados podemos encontrar alimentos que contienen hasta 6 aditivos dañinos. Los rollitos de cangrejo contienen 4, dos de los cuales son perjudiciales, edulcorante artificial sorbitol bajo el símbolo E 420, que no está permitido en la alimentación infantil y puede causar trastornos estomacales, y el alérgeno E621. Cada paquete de sopa seca contiene el alérgeno E621 y E627 que aumentan el ácido úrico. Algunos chicles son peligrosos ya que contienen los aditivos más dañinos, E951 llamados aspartame. La bollería industrial engorda no sólo por el azúcar. Resulta que contiene dos suplementos de masas, E233 que causa problemas en la piel y E435, ambos conducen a la obesidad. El común en los zumos naturales del color rojo E122 causa alergias y ataques de asma.

Los embutidos también contienen gran cantidad de ingredientes nocivos. La mayoría de las veces se trata de E250, nitrito de sodio cancerígeno y prohibido en muchos países. Ocurre tanto en embutidos curados y en las salchichas de pollo. Alto riesgo tienen las salsas y los condimentos para las carnes y los embutidos. A menudo contienen el colorante prohibido 110 que causa erupciones, hinchazón, vómitos y se utiliza también en sopas secas y dulces. En los chocolates a menudo encontramos E553-B, o talco, que causa cáncer de estómago. Como resumen los suplementos más dañinos están en los chicles, salsas, carnes y pastelería y refrescos con gas o zumos, los productos más consumidos por los niños.

También resulta una leyenda urbana la fama de los antioxidantes como muy beneficios. La vitamina C en dosis más alta de los recomendados 60 miligramos al día es peligrosa porque aumenta el estrechamiento de las arterias y daña el corazón. La vitamina A también llamada retinol, que se conoce como la vitamina del crecimiento, aumenta el riesgo de padecer cáncer de pulmón y cáncer de próstata, de acuerdo con un estudio del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos. Y el selenio en dosis elevadas es muy tóxico.

Los restaurantes chinos en EE.UU. comenzaron  a usar el glutamato de sodio en sus comidas. Al poco tiempo, la comunidad empezó a notar la conexión entre los dolores de cabeza, hinchazón de estómago, convulsiones y otros síntomas y la comida china, un fenómeno que se llamó “síndrome chino”. Posteriormente resultó que esto era causado por el glutamato de sodio. Prácticamente toda la comida en los restaurantes chinos es rica en esta sustancia. Se encuentra en grandes cantidades en los derivados de marisco, está indicado bajo el símbolo E621. Sin embargo es uno de los peores destructores de la función cerebral y hace años está prohibido en Suecia.

Un suplemento extremadamente peligroso es E951 o aspartame. Este es un edulcorante artificial mejor conocido como Nutra Sweet. Ampliamente utilizado en bebidas gaseosas y polvos solubles. En algunos productos ni siquiera está marcado en la etiqueta, los chicles sin azúcar, las mezclas de cacao, las bebidas con cafeína, té soluble, café, zumos, multivitaminas, salsas, snacks. Hay documentados 92 síntomas causados ​​por el aspartame, entumecimiento, dolor de cabeza, fatiga, mareos, palpitaciones , obesidad, malestar, irritación, ansiedad, amnesia, visión borrosa, erupción cutánea, derrame cerebral, ceguera, dolor articular, depresión, espasmos, abortos involuntarios , infertilidad , adicción, debilidad y pérdida de la audición.

El aspartame desbloquea y provoca otras enfermedades, tumores cerebrales, esclerosis múltiple, epilepsia, fatiga crónica, enfermedad de Parkinson, enfermedad de Alzheimer, diabetes, defectos de nacimiento. Sus efectos segundarios son aún más peligrosos porque puede conducir a la adicción. Muchas personas han padecido síntomas de abstinencia graves cuando tratan de eliminar el aspartame de su dieta. Algunos argumentan que produce una dependencia aún más fuerte que el alcohol. Causa el 75 % de las reacciones secundarias de todos los aditivos. En la Unión Europea E951 está permitido.

Los estudios sobre los efectos de muchos de estos suplementos están todavía en curso. La regla básica es que no se sobrepasen las dosis consideradas seguras de estas sustancias. Los expertos sin embargo, en la actualidad no afirman categóricamente que son inofensivos. La cantidad de riesgo se evalúa principalmente por la Organización Mundial de la Salud. En cualquier caso, en los estantes de los supermercados occidentales ya no se encuentran bebidas con colores demasiado brillantes.

Aquí está la lista de conservantes y sus efectos en el cuerpo humano:

E201 Sorbato de sodio. No se conocen efectos adversos.

E202 Sorbato de potasio. No se conocen efectos adversos.

E203 Sorbato de calcio. No se conocen efectos adversos.

E210 Ácido benzoico. HACSG (Grupo de soporte de niños hiperactivos) recomienda evitarlo. Los productos típicos son los refrescos, jugos, licores, pasteles calientes.

E211 Benzoato de sodio. HACSG recomienda evitarlo.

E212 Benzoato de potasio. Las personas con un historial de alergias pueden tener reacciones alérgicas. Productos típicos igual que E210.

E213 Benzoato de calcio – igual que E212.

E214 – Etil P-hidroxibenzoato. Prohibido en algunos países.

E215 Sal sódica. Prohibido en Australia.

E216 Propil parabeno. Posible alérgeno.

E217 Propyl P-hidroxibenzoato. Prohibido en algunos países.

E218 Metilparabeno. Posibles reacciones alérgicas, principalmente de la piel.

E219 Metil P-hidroxibenzoato de sodio. Prohibido en algunos países.

E220 Dióxido de azufre. Producido por la combustión de azufre o de yeso. Los productos típicos son las frutas y verduras, cerveza, refrescos, frutos secos, zumos, vino, vinagre, productos de tomates crudos. HACSG aconseja evitarlo. Puede causar reacciones alérgicas en los asmáticos, destruye la vitamina B1, difícil metabolismo en personas con insuficiencia renal.

E221 Sulfito de sodio. Desinfectante, agente de desgasificación que se utiliza en jugos de naranjas frescas. Igual que E220.

E222 Bisulfito de sodio, igual que E220.

E223 Metabisulfito de sodio, igual que  E220.

E224 Metabisulfito de potasio, igual que E220.

E225 Sulfito de potasio, igual que E220.

E226 Sulfito de calcio. Se recomienda evitarlo. Prohibido en algunos países.

E227 Sulfito de hidrógeno de calcio. Se recomienda evitarlo. Prohibido en algunos países.

E228 Bisulfito de potasio, igual que E220.

E230 Bifenil, Difenil, se puede utilizar para fines agrícolas. Los productos típicos son las frutas cítricas. Prohibido en algunos países.

E231, 2-Hydroxybiphenyl Orthophenylfenol, puede utilizarse con fines agrícolas. Los productos típicos son las peras, zanahorias, melocotones, ciruelas, ciruelas pasas, pasas, patatas dulces, jugo de cítricos, piña, pimientos, tomates, cerezas, nectarinas. Prohibido en algunos países.

E232 Sal sódica de fenil fenol, igual que E231.

E233 Tiabendazol, se puede utilizar para fines agrícolas. Los productos típicos son los cítricos, manzanas, peras, patatas, plátanos, champiñones, carne, leche. Prohibido en Australia. Evitado en algunos países.

E234 Nisina, antibiótico derivado de bacterias. Se encuentra en la cerveza, el queso fundido, el puré de tomate. No se conocen efectos adversos.

E235 Natamicina, contra la formación de moho derivado de bacterias. A veces se utiliza en la medicina para el tratamiento de la candidiasis.

E236 Ácido fórmico. Se recomienda evitarlo. Prohibido en algunos países.

E237 Formiato sódico.  Se recomienda evitarlo. Prohibido en algunos países.

E238 Formiato de calcio. Se recomienda evitarlo. Prohibido en algunos países.

E239 Hexamina. Se recomienda evitarlo. Prohibido en algunos países.

E249 Nitrito potásico. Retén-estabilizador del color y agente conservante de la carne. Los nitritos pueden afectar la capacidad del cuerpo para transferir oxígeno, el resultado son mareos y dolor de cabeza. Está prohibido en los alimentos para lactantes y niños. Carcinógeno potencial.

E250 Nitrito de sodio, igual que E249. Capacidad de unirse a los productos químicos en el estómago, formando una nitrosamina. Puede causar hiperactividad y otras reacciones adversas. Potencialmente carcinógeno. Prohibido en muchos países. HACSG recomienda evitarlo.

E251 Nitrato de sodio, igual que E250. También se utiliza en la producción de ácido nítrico, fertilizantes y en los productos cárnicos fermentados.

E252 Nitrato de potasio, igual que E249. Puede ser derivado de residuos vegetales y animales. Se utiliza en explosivos de pólvora y fertilizantes, y el almacenamiento y conservación de la carne. Puede causar hiperactividad y otras reacciones adversas. Cancerígeno potencial. Prohibido en muchos países, permitido en la Comunidad Europea.

E260 Ácido acético. El componente principal del vinagre. Sintéticamente producido a partir de la madera. Se utiliza en encurtidos, salmuera y salsas. No existen efectos adversos conocidos.

E261 Acetato de potasio. Los productos típicos son las salsas, encurtidos. Se recomienda evitarlo en personas con insuficiencia renal.

E262 Diacetato de sodio. Ácido regulador de la acidez de los alimentos. No se conocen efectos adversos.

E263 Acetato de calcio. Regulador de acidez. Subproducto de la producción de alcohol a partir de la madera. Se utiliza para la preparación de ácido acético (vinagre) y para la fabricación de disolventes.

E264 Acetato de amonio. Puede provocar náuseas y vómitos.

E270 Ácido láctico. Regulador de la acidez. Preparado por el calentamiento y la fermentación de un hidrato de carbono en el suero de la leche, las patatas o almidón de maíz y en la melaza. Difícil de digerir para los bebés. Se utiliza en  fórmulas infantiles, confitería, dulces, salsas, rellenos, refrescos o cerveza.

E280 Propionato de ácido. Es natural en los alimentos fermentados, el sudor humano y en el tracto digestivo de los rumiantes. También se pueden derivar con fines comerciales a partir de etileno y monóxido de carbono, propionaldehído, el gas natural o la madera fermentada. Se obtiene cuando las bacterias descomponen las fibras. Se utiliza en el pan y productos de panadería.

E281 Propionato de sodio, puede provocar migrañas. Se usa en las masas.

E282 igual que E281

E283 igual que E281

E290 dióxido de carbono. Refrigerante del motor, derivado de la producción de cal. Puede aumentar el efecto del alcohol. Los productos típicos son el vino, refrescos, productos de pastelería.

CONSERVANTES PELIGROSOS

E123 Amaranta, colorante rojo muy concentrado para tartas, mermeladas y jaleas.

E102 Tatrazín, colorante amarillo en bebidas sin alcohol, gaseosas. HASCG  recomienda evitar su consumo.

E120 Colorante rojo considerado como peligroso por HASCG.

E124 Color rojo brillante, que puede causar reacciones alérgicas en personas asmáticas y alérgicas a la aspirina. HASCG recomienda evitarlo.

E127 Eritrosina, colorante rojo, que se utiliza para pasteles y galletas. Puede aumentar el nivel de las hormonas tiroideas y causar hipertiroidismo.

E210 Ácido benzoico. En las bebidas gaseosas sin alcohol o los zumos.

E211 Benzoato de sodio. Se utiliza a menudo para la fabricación de yogur y otros encurtidos. HASCG aconseja evitarlo ya que su uso está asociado con el riesgo de cáncer.

E212 Benzoato de calcio. Puede desencadenar una reacción alérgica en personas sensibles.

E214 Etil-p-hidroxibenzoato, está prohibido en algunos países.

E338 El ácido fosfórico puede ocasionar trastornos gástricos, interrumpir el metabolismo del calcio, aumentar la recuperación de selenio del organismo. Esto fomenta la formación de tumores malignos y enfermedades cardiovasculares. Gran Bretaña aconseja limitar su uso al mínimo.

 ————————————————– ———————————–

PELIGROSO: E-102, E-124, E-120, E-127

MUY PELIGROSO: E-123

PROHIBIDO: E-103, E-111, E-105, E-121, E-125, E-130, E-126, E-152

SOSPECHOSO: E-104, E-141, E-122, E-150, E-171, E-173, E-180, E-241, E-477

CANCERÍGENO: E-131, E-210, E-142, E-211, E-212, E-213, E-216, E-217, E-330, E-240

TRANSTORNOS INTESTINALES: E-221, E-223, E-222, E-224, E-226

NOCIVO PARA LA PIEL: E-230, E-238, E-231

IRRITANTE: E-311, E-313, E-312

DESORDEN TOTAL: E-250, E -251

AUMENTA EL COLESTEROL: E-230, E-321, E-322

MALESTAR ESTOMACAL: E-338, E-340, E-339, E-341, E-407, E-461, E-450, E-462, E-463, E-466, E-465

El agua alcalina ayuda a eliminar del cuerpo toda la basura ácida que se acumula con la comida.

Nuestro ionizador VA-31 Agua Alcalina

Gel de ducha casero