Las dietas, los 10 errores más comunes


Vamos a hacer un análisis de los errores más comunes a la hora de hacer dieta y luego vamos a compartir con vosotros nuestra dieta favorita. Compartir y no vender, porque creemos que la salud es un derecho de todos y la buena información también.

Deberíamos empezar por el hecho de que sólo percibimos la dieta como algo restrictivo dirigido a la pérdida de peso. La dieta tiene que ser una especie de régimen de acuerdo con las particularidades de cada organismo, construido con un propósito, por ejemplo reducir peso mantenerlo o evitar los malos efectos de ciertos alimentos debido a un problema de salud.
¿Cuáles son los mitos más comunes acerca de los métodos para reducir peso?

1. SI NO DESAYUNAMOS PERDEREMOS MAS PESO

T

Aquí se encuentra uno de los mayores errores de los que tratan de bajar peso. Saltarse comidas, especialmente el desayuno, es dejar el cuerpo sin el «combustible» necesario, por lo que echará mano de su propio tejido para satisfacer las necesidades de energía del cerebro. Incluso si una restricción de este tipo a corto plazo conduce a la reducción de peso, a largo plazo acumulará agotamiento físico y producirá una sensación de hambre que termina normalmente en comidas mucho más abundantes de lo debido. A largo plazo el cuerpo va a encontrar una manera de derrotar el hambre y utilizará cada caloría de alimento para el almacenamiento. Lo peor es que este proceso provoca grandes bajadas en los niveles de azúcar en la sangre, resistencia a la insulina, daño a los vasos sanguíneos, incapacidad del cuerpo para limpiar la sangre de sustancias nocivas incluyendo el colesterol malo, etc.

Estudios estadísticos muestran claramente que la gente que se salta comidas cada día, es más propensa a comer productos ricos en carbohidratos, grasos y muy calóricos en su mayoría por lo que el efecto de la omisión de comidas se pierde. Por el contrario los que desayunan tienen y mantienen un peso más saludable que los que evitan la comida de la mañana.

 2. LIMITANDO LAS CANTIDADES

p

Claro que vamos a bajar de peso si comemos dos tomates al día durante una semana. Pero además de que esta dieta es muy poco saludable también es ineficaz, pronto nos aburriremos y volveremos a nuestra antigua dieta. Entonces, además del peso anterior añadiremos unos kilos extra.

Las mejores dietas no excluyen alimentos. Su propósito es corregir algunos elementos en la nutrición para lograr así el peso deseado. Es cierto que se necesita más tiempo, pero la pérdida de peso no es a costa de la salud y sin los efectos negativos de las “súper-dietas”, como la deshidratación del cuerpo, pérdida de tono, las arrugas.

3. PROHIBIR LAS COMIDAS FAVORITAS

las dietas 3

A la mayoría de la gente le encanta el chocolate. Al dejar el chocolate y otros dulces, las patatas fritas el queso y los embutidos, uno puede sentirse un tanto castigado. La verdad es que muy poca gente soporta esto durante mucho tiempo y pronto vuelve a ellos de nuevo y sin control en las cantidades. Una dieta adecuada no excluye ningún elemento, simplemente los limita y los administra en las horas apropiadas para el consumo. Por ejemplo, no es un problema comer chocolate una vez a la semana, unos 30 gramos, el problema es si los productos que contienen azúcares simples se convierten en el postre después de cada comida.

4. NO COMER NADA DESPUÉS DE LAS 20:00

las dietas 4

Una cena abundante y rica en calorías permanecerá en su cuerpo tanto si la come a las 18.00 como a las 22.00. El único consejo en cuanto a la salud del sistema digestivo es no tomar comidas pesadas antes de acostarse. La cena ligera después de las 20:00 no puede producir más calorías y grasa en su cuerpo que la misma cena consumida antes.

5. ALGUNAS DIETAS AYUDAN MÁS QUE OTRAS A ELIMINAR EL VIENTRE

las dietas 5

Desafortunadamente no hay manera de escapar de la estructura de transmisión genética. Ninguna dieta puede lograr la acumulación específica de la masa en una parte del cuerpo y la pérdida de peso en otra. El proceso de reducción afecta a todo el cuerpo. Si nuestro objetivo es una zona en particular, el método será un ejercicio específico para mejorar el tono muscular en esta área, a pesar de que no contribuye a «quemar» más grasa. En este caso, es necesario combinar una buena dieta con el ejercicio físico apropiado.

 6. HAY ALIMENTOS QUE DERRITEN LA GRASA

las dietas 6

Hay alimentos cuyo contenido calórico es menor que el gasto que el cuerpo humano hace para digerirlos. Por ejemplo la col. Esto no quiere decir que éste o cualquier otro producto ayudarán a reducir la grasa corporal. Más que el consumo de determinados productos, el esfuerzo se ha de centrar en la reducción de la cantidad de calorías absorbidas.

7. LOS HIDRATOS DE CARBONO ENGORDAN

las dietas 7

En principio un gramo de hidratos de carbono administra dos veces menos calorías que un gramo de grasa, hecho que ya contradice la afirmación. Los hidratos de carbono son importantísimos, son la principal fuente de energía para el cuerpo y las dietas que excluyen este grupo de alimentos (la mayoría) son muy poco recomendables. Dicho esto hay que tener en cuenta varias cosas:
No es que los mismos hidratos de carbono conduzcan a la obesidad sino su consumo en mala combinación con otros nutrientes, en particular la grasa. Postres o snacks deliciosos ofrecidos por la industria, que contienen un alto nivel de azúcares y grasas simples originan el problema. Pero por ejemplo la combinación de hidratos de carbono con fibra en las comidas proporciona una lenta absorción de estos y libera gradualmente la energía manteniendo sensación de saciedad por más tiempo (por ejemplo un plato de patata con espinacas al vapor) , lo que nos hace alimentarnos con menos frecuencia, llegar con menos hambre a las comidas, evitando los atracones y el consumo total de calorías. Hay que saber la diferencia entre los tipos de hidratos de carbono. Son simples y complejos. El simple es absorbido inmediatamente por el cuerpo (patata chips, donuts). El complejo por el contrario se asocia de nuevo con la absorción de los hidratos lentamente y el mantenimiento de saciedad durante un tiempo más largo (bocadillo de queso o jamón dulce).

8. EXCLUIR LOS PRODUCTOS RICOS EN GRASA

las dietas 8

Sin embargo hay una sutileza importante. Incluso si excluye los productos ricos en grasa, eso no le garantiza consumir menos grasa. Es importante la cantidad de grasa total que come. Por ejemplo, no hay mucho beneficio de privarse de un yogur de 3,6 % de grasa, si en su lugar toma dos de 1,5 %.

9. NO SE PUEDE PICAR ENTRE COMIDAS

las dietas 9

Todo lo contrario, los pequeños tentempiés (bocadillo pequeño, barrita de cereales, fruta, verdura, lácteos desnatados) entre comidas mantienen el nivel de azúcar en la sangre estable y protegen del » hambre voraz «, ayudan a controlar y limitar la cantidad absorbida y a no tomar calorías adicionales innecesarias.

10. EL EJERCICIO EXAGERADO

las dietas 10

Es cierto que los entrenamientos serios queman muchas calorías, pero pueden hacerles sentir más hambre e ingerir comida en cantidades más grandes. Más eficaz es la actividad física moderada, como caminar, nadar, encargarnos del trabajo doméstico, el cuidado del patio y el jardín, etc.

Como conclusión si queremos tener un peso saludable a largo plazo tenemos que armarnos de paciencia. 1 kilo de grasa son 7500 calorías. Si necesitamos 2.000 calorías cada día y consumimos 1.700 bajaremos el kilo de grasa en unos 15-20 días. Pero si dejamos de comer, el cuerpo no quemará la grasa, la acumulará para protegerse y bajaremos masa muscular sin adelgazar.

Y al final recordamos que la mayoría de los alimentos son ácidos por lo que es mucho más fácil fomentar un medio ácido que alcalino. Para asegurar un equilibrio en el cuerpo, tomar agua alcalina como suplemento a nuestra dieta es muy recomendable. Al beber agua alcalina la basura ácida se disuelve, derritiéndose naturalmente y se elimina fácilmente por el riñón.

Lee sobre nuestro ionizador VA-31

La mejor dieta del  mundo