El aumento de la acidez en el organismo se puede parar


          Tensiones, emociones negativas, sentimientos como la envidia y el egoísmo, la mentira, son las causas más grandes del aumento de la acidez en el organismo. Del mismo modo, los pensamientos puros, la capacidad de disfrutar de cada momento de la vida, el amor y la compasión por los demás, la paz espiritual y la armonía son las condiciones principales para gozar de una buena salud. De este modo, la capacidad de relajarse también es un factor que ayuda alcalinizar el organismo.

          Lamentablemente, la gente que tiene los niveles de acidez en el organismo demasiado altos es difícil que lo consiga. Por lo general sus cápsulas renales están muy agotadas debido al exceso consecuente de ácidos y esta gente tiende a ser malhumorada y demasiado sensible. Parece que no son capaces de sostener un estado espiritual estable, porque su organismo les exige constantemente una nueva “dosis” de ácidos.
La acidez del organismo se debe en gran parte a la influencia de los hábitos de nutrición que han cambiado. Es posible cambiar la nutrición de ácida a alcalina. Lamentablemente, muy pocas personas hacen esto, ya que nuestros hábitos de nutrición están profundamente arraigados. La nutrición ácida prevalece en la mayor parte de países de Oeste. Sus amigos comen de esta manera, las fiestas también se celebran en este acercamiento. La gente siente la plenitud y el alivio sólo después de una buena dosis de comida o bebida ácida. Es más difícil pasar a la nutrición alcalina porque esto exige muchos esfuerzos e ideas para cocinar alimentos de la corta lista de comestibles alcalinos.

          Recientemente el uso del suplemento dietético se ha hecho muy popular. Hay muchos suplementos dietéticos que pueden ayudar a “refrescar” el organismo, cargándolo con elementos alcalinos. Lamentablemente para producir estos suplementos son necesarios cantidades enormes de vegetales verdes crudos. Por lo tanto es muy caro y no todos pueden permitirse usarlo de manera regular. Además se proporciona información a menudo incompleta y engañosa sobre el suplemento con el fin de obtener ventajas comerciales.

Hay algunos métodos para alcalinizar el organismo que no se usan tan a menudo. Es la meditación y los ejercicios de respiración. La técnica de respiración conocida como Pranayama en la filosofía india, es un método muy sutil de alcalinizar el organismo. Este método de respiración permite eliminar una gran cantidad de ácidos que son espirados en forma de dióxido de carbono. Es evidente que este método no cambiará el equilibrio ácido en una noche. Esta técnica debe ser aplicada durante al menos una década.

          Beba más agua y usted vivirá más sano y más tiempo.

          El papel significativo del agua es universalmente reconocido. Nacemos 90 % agua. Cuando crecemos, la cantidad del agua constantemente disminuye. Cuando una persona tiene 70 años, queda solo 60 % de agua en el organismo. Obviamente el agua es la clave de la vida.
El agua tratada por el organismo es la parte principal de líquido intercelular. Nuestros órganos «nadan» en este líquido que separa cada célula del billón que tenemos y lleva materiales nutritivos a nuestra mitocondria.
El agua es la solución que limpia nuestras células y elimina de la piel la basura. Es la cadena eléctrica que inmediatamente transfiere mensajes para cada parte de nuestro cuerpo y los procesa. La ventaja del agua en comparación con la comida es el hecho de que es fácilmente eliminada. Aún más ventajas tiene el agua alcalina que obtiene características nuevas y únicas.

          El agua ionizada producida por los activadores de agua está reconocida como tratamiento médico tradicional en Japón, Corea del Sur y Uzbekistán. El tratamiento de todas las enfermedades está detallado en el libro de P.Šibilskis “Agua Activada y Plateada”.

             El agua alcalina elimina eficazmente la basura del organismo. Neutraliza y liquida la basura ácida acumulada en el organismo a través del riñón.

          La tensión superficial del agua alcalina es considerablemente más pequeña, sus moléculas se fusionan en derivadas mucho más pequeñas (de 5-6 moléculas) que en el agua potable normal (10-13 moléculas). Esto significa, que esta agua penetra en los tejidos mucho más eficazmente, disuelve toxinas apenas tratables y las elimina del organismo. Es la medida natural que ayuda a neutralizar toxinas y ácidos, asegurar la hidratación del organismo, y mantener la sangre alcalina. El experto de detoxicación y el autor del libro “Tao de Deto“’ Daniel Reid declara que el agua alcalina actúa como detoxicador enfrentándose a nuestra contaminación diaria con toxinas.

          Es muy importante que el potencial de reducción de la oxidación (ORP) del agua alcalina que caracteriza la energía de electrones, esté cerca del potencial de los líquidos de organismo. El ORP del organismo es reductivo y fluctúa de + 100 a – 200 mV. Y al mismo tiempo el ORP del agua que bebemos fluctúa de + 200 a + 300 mV. La actividad de los electrones en los líquidos del organismo es mucho más alta que la del agua que bebemos. Si el agua que bebemos con su ORP estuviera cerca del ORP de los líquidos de organismo (el caso del agua alcalina), entonces la energía vital del organismo no se gastaría en corregir la energía de los electrones. Esto significa que el agua será inmediatamente asimilada e incluida en la actividad vital del organismo.

          El agua alcalina es un antioxidante natural. Tal y como se sabe los radicales libres son partes de las moléculas que carecen de un electrón (peróxidos, moléculas de oxígeno sin un electrón). Ellos se forman en el organismo cuando hay oxidación. La cantidad de radicales libres es consecuentemente formada durante la función vital del organismo. Su objetivo es proteger el organismo de bacterias y virus, o matar células mal formadas.

          Si hay exceso de radicales libres estos muy agresivamente «atacan» moléculas adyacentes a fin de recuperar los electrones que faltan. De tal modo los radicales libres estimulan reacciones químicas incontroladas, dañan o hasta matan células de organismo, crean el medio idóneo para el desarrollo del cáncer, atherogenesis, inflamaciones crónicas y otras enfermedades.
El ORP negativo del agua alcalina, que también es llamada agua reducida, significa que contiene electrones libres dentro, y estos neutralizan el efecto negativo de los radicales libres. Las características antioxidantes del agua alcalina son expresadas de esta manera.

          El agua alcalina desempeña un papel importante en la digestión de la comida. Como es conocido, al envejecer la acidez del organismo aumenta. Uno de los efectos secundarios de la acidez del organismo es la incapacidad del estómago de secretar el ácido hidroclórico necesario para la buena digestión. Sang Whang explica que el agua alcalina estimula la disminución de la acidez de estómago, es decir el valor del índice de pH aumenta. Cuando el valor del índice de pH alcanza 4,5 las paredes del estómago comienzan a producir el ácido hidroclórico y de esta manera se restaura la acidez del estómago necesaria. Como en el organismo no puede pasar nada sin una reacción contraria analógica, al mismo tiempo se produce hidrocarbonato sódico que suplementa la reserva alcalina de la sangre entrando en la circulación. Este parachoques alcalino es usado por el páncreas después de la digestión de la comida en el estómago y neutraliza a los ácidos residuales de la comida digerida. De este modo, el agua alcalina estimula la secreción de ácidos de estómago y al mismo tiempo aumenta la cantidad de parachoques alcalino que es muy importante para la disminución de la acidez en la sangre.

          Los altos índices de salud en Corea del Sur y Japón durante los 30 últimos años sorprenden al mundo. Esto se debe a tecnologías modernas para la mejora de calidad del agua. Una de cada cinco familias toma agua alcalina cada día. Este grupo enorme de consumidores es afiliado por un millón de personas cada año. Como no puede ser sorprendente que muchos hospitales de Japón y Corea del Sur usen el agua alcalina ionizada en vez de medicinas muy caras y antibióticos.

          Lo mejor de esta revolución de la salud es que su principal fuerza no son las compañías farmacéuticas sino la gente. La gente es la que puede elegir como preocuparse por su salud.

          «Nadie se curó sólo hablando de la salud. La salud se hace verdadera cuando hacemos algo por ella”. (Ian Blair Hamilton)