Alimentos Alcalinos y Ácidos


Qué alimentos son alcalinos y por qué hay que comerlos

Queremos empezar este material con una breve reflexión. Si navegáis un poco buscando información sobre la dieta alcalina encontraréis muchos materiales sobre cómo no está demostrado que la dieta alcalina tenga realmente efecto sobre el equilibrio en el cuerpo humano. La pregunta es: ¿No está demostrado que la dieta típica americana lleva a obesidad y enfermedades cardiovasculares que se pueden prevenir con la dieta mediterránea, el consumo prioritario de fruta y verdura fresca? ¿No está demostrado que evitar fritos, bollería y grasas saturadas ayuda a mantener el nivel de colesterol en sus límites? ¿No está demostrado que beber agua pura es miles de veces mejor que cualquier refresco, zumo, o bebida alcohólica? Y es que la dieta alcalina no es más que la que seguía tu bisabuela, ya sabes, la que llegó a los 93 sin conocer a un médico…

alimentos alcalinos

Los alimentos alcalinos son los  que tienen bajo contenido de acidez. Estos productos tienen un beneficioso efecto alcalino en nuestro organismo. Los alimentos alcalinos ayudan a neutralizan la acidez acumulada en el cuerpo, equilibrando así el pH en el cuerpo.

Vamos a recordar lo que siempre oímos: 5 raciones de fruta, verdura y hortalizas y mucha agua.

Los espárragos, la lechuga, la cebolla, la coliflor, los guisantes, el repollo rojo y la zanahoria son productos bajos en acidez, son alcalinos. La mayoría de los alimentos de hoja verde tiene bajo contenido de acidez.

También son alimentos alcalinos los limones, la lima, los aguacates, los tomates y el pomelo. Algunos frutos secos, semillas y granos tienen también baja acidez y son poderosos antioxidantes. Son las almendras, las semillas de calabaza , las semillas de girasol, las semillas de sésamo y las lentejas. Los aceites que tienen un efecto alcalino son el de lino, cáñamo , coco, el aceite de oliva y el aceite de aguacate.

Para el buen funcionamiento de los fluidos corporales se debe mantener un nivel de 7,35 a 7,45 pH. Si el entorno se convierte en demasiado ácido se alcanza el estado de acidosis. Asimismo, un alto contenido de alcalinidad conduce a alcalosis. Ambas condiciones pueden ser negativas.

Hoy en día llegar a alcalinizar el cuerpo es bastante complicado. Los últimos 30 años el mundo ha cambiado más que en siglos. Ha cambiado la alimentación. Prácticamente todo lo que consumimos tiene un alto contenido ácido, pero además vivimos a un ritmo mucho más rápido y estresante. Y es que aunque pretendamos seguir una dieta sana, ha cambiado la forma de cultivar, de elaborar, ha cambiado la composición de los alimentos básicos y todo esto rápidamente se acumula, el cuerpo humano no está preparado para soportar la nueva vida. No en tan corto plazo…

Las enfermedades tales como el cáncer, la diabetes, la obesidad, la depresión, la gastritis, etc., son causadas ​​precisamente por la acidosis. Según el Dr. William Hey, autor del libro “Una nueva era para la salud”, la mayoría de las enfermedades modernas son causadas ​​por la excesiva acidez contenida en el cuerpo. Esto implica respectivamente la necesidad de comer más alimentos que comporten sustancias alcalinas en el cuerpo o beber agua alcalina.

La importancia de la nutrición y por qué es tan importante mantener el balance

Que la comida sea tu medicina y tu medicina  la comida. Hipócrates

¿Qué es el pH ?

El cuerpo está compuesto principalmente de agua, de esta manera puede llevar fácilmente los nutrientes, oxígeno y sustancias bioquímicas desde un lugar a otro. El medio acuoso puede tener propiedades ácidas o alcalinas (álcali = base), que se mide en una escala llamada pH (potencial de hidrógeno). El pH es un logaritmo decimal que representa la relación entre los iones de hidrógeno cargados positivamente (ácidos) y los iones cargados negativamente (alcalinos) en un disolvente. Si la escala, a causa de la relación, es de pH 1,0 a pH 6,9 el medio se considera ácido. La escala pH 7,0  es neutral, y de pH 7,1 a pH 14 es alcalina.

¿Por qué nos ha de preocupar por el nivel de pH ?

Dado que el 50-60% del peso total humano es agua, los niveles de pH afectan al cuerpo y es a menudo un indicador de la salud o la enfermedad. Un pH desequilibrado significa que los niveles de pH se convierten en demasiado ácidos o demasiado alcalinos durante un largo periodo de tiempo. El desequilibrio prolongado del pH no está bien recibido por el cuerpo. De hecho, la regulación del pH es tan importante que el cuerpo ha desarrollado procedimientos estrictos para controlar el equilibrio ácido-base en cada célula.

¿Puede el pH desequilibrado conducir a problemas graves?

Sí, sobre todo para la gente mayor de 40 años. Aunque puede pasar desapercibido durante años, un pH desequilibrado (demasiado ácido o demasiado alcalino) conduce al desarrollo de la mayoría si no a todas las enfermedades degenerativas, incluyendo enfermedades cardiovasculares, el cáncer, la diabetes y la impotencia en el tratamiento de la obesidad. El aumento o disminución en el pH pueden dar lugar a la cristalización de las sales en la orina y en la formación de arena y piedras en el riñón o la vejiga.

Ya en 1923, un científico llamado Otto Warburg estudió el metabolismo del tejido tumoral y detectó que su rasgo característico es la glucólisis aeróbica intensa. También mostró que las células tumorales pueden vivir y desarrollarse en ausencia de oxígeno. Por estos descubrimientos fue propuesto candidato para Premio Nobel en 1926 que recibió unos años más tarde en 1931 por sus estudios sobre las enzimas respiratorias. (http://es.wikipedia.org/wiki/Otto_Heinrich_Warburg)

La necesidad de energía de las células normales se satisface con el oxígeno, mientras que en las células de cáncer, gran parte de la energía necesaria proviene de la fermentación. Todas las células normales son aeróbicas, mientras que todos los cánceres son parcialmente anaeróbicas. Desde el punto de vista de la física y la química de la vida, casi nadie podría haber imaginado una diferencia más grande. El oxígeno, proveedor de la energía para todas las plantas y animales, es reemplazado en las células cancerosas con una reacción de producción de energía de las formas de vida más bajas, es decir, de fermentación (descomposición) de la glucosa.

Esto significa que si impedimos el acceso de oxígeno estimulamos el desarrollo de células cancerígenas, la falta de oxígeno convierte los líquidos corporales en ácidos o sea con unos valores de pH muy bajos.

La alta acidez

Debido a su dieta, la mayoría de la gente sufre acidez. La dieta moderna contiene en su mayor parte alimentos que dejan residuos ácidos en el cuerpo. Y al igual que el efecto de la lluvia ácida sobre un bosque, los desequilibrados niveles de pH con el tiempo causan muchos problemas de salud.

Estas son algunas de las primeras señales de exceso de ácido en el cuerpo:

• Fatiga y migraña matutina.

• Dificultad para concentrarse y memorizar.

• Irritabilidad.

• Piel demasiado grasa al despertar, sudoración por un esfuerzo leve.

• Mal aliento y lengua blanquecina por la mañana.

• Indigestión. Despertar varias veces durante la noche.

• Dolores en el cuerpo, rigidez muscular .

 Cómo recuperar el balance del pH ?

El cumplimiento de una dieta equilibrada puede ayudar. Si los niveles son demasiado ácidos, aumentar la cantidad de frutas y verduras que comemos. Beber 2-3 vasos de agua alcalina al día. El agua alcalina ayuda a deshacerse mucho más deprisa de los desechos ácidos acumulados y entre otras cosas en cuestión de pocos meses ayuda a recuperar el peso sano. Si los niveles son demasiado alcalinos lógicamente aumentar los alimentos ácidos.

Los alimentos que producen ácidos y álcalis:

Los alimentos pueden ser clasificados como ácidos o alcalinos. Los álcalis son sales solubles y los ácidos son agentes corrosivos que son difíciles de combinar con otras sustancias. Una dieta equilibrada debe contener 40 % de alimentos ácidos y 60 % alimentos alcalinos. He aquí una breve lista de los alimentos ácidos y alcalinos:

Alimentos muy alcalinos

Plátanos, dátiles, higos, ciruelas pasas, frutos secos, almendras crudas, aguacates, judías verdes, remolacha, arándanos, zanahorias, uvas, granadas, ciruelas, frambuesas, espinacas.

Grasas neutrales

Aceite de oliva, de almendras, de aguacate, de coco, de semilla de algodón, de cártamo, de soja, de girasol, de nueces.

Alimentos alcalinos

Alfalfa, manzana, albaricoque fresco, alcachofa, brócoli, coles de Bruselas y col normal, el melón, coliflor, apio, cerezas, castañas crudas, leche de coco, maíz dulce fresco, pepino, berenjena, ajo, jengibre, grosella, pomelo, rábano picante crudo, puerros , los limones y su corteza, lechuga, mango, sandía.

Alimentos muy ácidos

El alcohol, la raíz de la alcachofa, la cebada, el pan, el trigo sarraceno, el café, los cereales, las natillas, los medicamentos, todo tipo de harinas, el jengibre seco, la miel, las lentejas secas, el mijo, la avena, los cacahuetes, el arroz, el centeno, el pan de soja, el sorgo, los fideos y otras pastas, caña de azúcar, remolacha cruda, el tabaco, la nuez moscada, el trigo, la carne, el pescado, el pollo.

Alimentos ácidos

Espárragos, judías secas, anacardos, cocos secos, jugo de arándano concentrado, yema de huevo, jaleas y conservas, edulcorantes, mermeladas endulzadas, uvas dulces, productos lácteos pasteurizados, guisantes secos, el tofu, castañas hervidas.

Grasas ácidas

Mantequilla, nata, margarina, manteca de cerdo.

Todos los alimentos naturales contienen elementos generadores tanto ácidos como alcalinos. En algunos predominan los generadores de ácidos y en otros los de álcalis. Hay una condición llamada alcalosis. Puede ocurrir cuando los líquidos corporales se vuelven demasiado alcalinos ( pH > 7,45 ). Los síntomas clínicos de la alcalosis incluyen espasmos musculares, diarrea, calambres, falta de suministro de sangre al cerebro, mareos, euforia, palidez, confusión, disminución de la capacidad mental, habla incoherente, temblores.

Por otro lado, los niveles altos de acidez también tienen sus variaciones, incluyendo una condición llamada acidosis. Entre otros síntomas, la acidosis metabólica puede conducir a la pérdida de calcio. En un estudio realizado en 2006, investigadores en Suecia encontraron que el exceso de ácido en el cuerpo también puede causar pérdida de magnesio renal. A su vez podría conducir a una escasez de magnesio (Mg), causando condiciones tales como migrañas, osteopenia, osteoporosis y otros males.

1. Las hortalizas de raíz. Gracias a su naturaleza yang curativa estos alimentos tienen un rol importante en la medicina tradicional china y son más ricos en minerales que muchas otras verduras. Son rábanos, especialmente negro, rojo o blanco, remolacha, zanahoria, turneps, rábano picante y colinabo. Listos para comer después 15-20 minutos al vapor, las raíces ayudan a saciar el hambre y sentirnos mejor fundamentados.

2. Las verduras crucíferas. Estos son los vegetales que todos conocemos y apreciamos, aún más deliciosos con sólo una pequeña cantidad de pesto casero saludable. Son por ejemplo el brócoli, la col, la coliflor o las coles de Bruselas.

3. Las hortalizas de hoja. Estos incluyen la col rizada, las hojas de nabo y la espinaca , que es quizá la mejor opción. Es conocida por su alto contenido de vitamina K y ácido fólico. La espinaca está llena de vitaminas, minerales, fitoquímicos, antioxidantes y fibra, que ayudan a mejorar la digestión y la vista.

4. Ajo. El ajo es un alimento verdaderamente milagroso que aparece en la parte superior de las innumerables listas de alimentos que promueven la salud general, aquí no vamos a hacer una excepción. Otras cualidades son su capacidad para promover la salud cardiovascular e inmune mediante la reducción de la presión arterial o la limpieza del hígado. Recientes estudios han demostrado que aun más se acentúan estas cualidades cuando el ajo ha brotado. Así que no tiréis la ramita verde que asoma del diente.

5. Pimienta de Cayena. Como parte de una familia de poderosos pimientos tropicales que contienen enzimas necesarias para la función endocrina, la pimienta de cayena es uno de los alimentos que más alcalinizan. Es famosa por sus propiedades antibacterianas y es una rica fuente de vitamina A por lo que es una herramienta útil en la lucha contra los radicales libres dañinos que llevan al estrés y la enfermedad.

6 . Limones. Los limones quizá sean el alimento más alcalinizante. Como un desinfectante natural pueden curar las heridas mientras proporcionan un alivio eficaz e inmediato a la hiperacidez o los estados virales, así como la tos, los resfriados, la gripe o la acidez estomacal. El limón también ayuda a energizar el hígado y promover la desintoxicación.

Por lo tanto no será mala idea pensar en lo que vamos a poner en el plato en la próxima comida. Sólo la aplicación del consejo maternal ancestral “cómete la verdura” puede ser un primer sólido paso para lograr una buena salud.

Guardar

Guardar