Agua Alcalina hecha por electrólisis – más datos


Еl presente material se refiere solo a las propiedades del catolito (agua alcalina) y el anolito (agua ácida), obtenidos a través de electro-activación (electrólisis /electroforesis/, un intercambio de iones entre dos electrodos).

 

 

 

La principal aplicación del agua activada (alcalina y ácida) es en diferentes terapias. Clínicas de todo el mundo afirman tratar más de 100 afecciones sólo con agua activada.

El agua activada tiene además aplicaciones cosméticas. Compresas empapadas en agua alcalina y aplicadas en la cara dan vida a las células y disminuyen las arrugas de la cara. El colesterol se nivela. Los vasos sanguíneos funcionan plenamente y las arrugas se atenúan.

El agua alcalina hace maravillas en la preparación de alimentos. Las comidas preparadas con agua alcalina son más deliciosas y mantienen sus propiedades más tiempo. Debido al alto pH (por encima de 10) el moho no se puede desarrollar. Las judías preparadas con agua alcalina son más sabrosas, no inflan el estómago ni incrementan la acidez y forman menos gases.

El agua alcalina, que se ha de filtrar después de la activación, se desmineraliza totalmente, queda limpia de cal, metales pesados, etc. El café preparado con agua alcalina garantiza al 100 % el cuidado de la máquina de café, además de un sabor suave y agradable.

El agua alcalina y el agua ácida lavan mejor que cualquier detergente, no queda ningún rastro o mancha y debido a su bajo pH (3.5) el agua ácida es un excelente desinfectante que puede reemplazar a los detergentes.

Las propiedades curativas del catolito (agua alcalina formada por electrólisis):

En los primeros minutos después de su preparación el catolito representa agua con un poso blanco claramente visible, incluso puede parecer espuma dependiendo del agua que se utilice. Cuanta más alta es la mineralización del agua (mucha cal, compuestos de metales pesados, etc.), mayor es el poso. Según propiedades organolépticas el catolito (agua alcalina) recuerda el agua de lluvia suave con un ligero sabor de bicarbonato sódico. Después de reposar durante 20-30 min, el poso cae al fondo.

 El catolito tiene efecto sobre el rendimiento y el tono del sistema arterial, regulando la limpieza interna (desbloquea las paredes de las arterias). Por lo tanto se aplica con éxito para el tratamiento de este sistema.

La acción del catolito en los sistemas del organismo es similar a las vitaminas más importantes: E, C, P, PP o similares y los antioxidantes que son estimuladores del sistema inmune.

Además el catolito protege de la radiación y es un potente inductor de los procesos biológicos, tiene propiedades solubilizantes. Como ejemplo, para conseguir extracto de propóleos, que en condiciones normales se disuelve en alcohol en cuatro días, en catolito (40-45º C) se disuelve en un solo día.

El catolito promueve la regeneración de tejidos, normaliza los procesos de metabolismo, mejora la circulación sanguínea en los tejidos.

El catolito puede estimular la respiración celular, la introducción de una solución de catolito en el estómago potencia los procesos de regeneración fisiológica, en particular la síntesis de ADN en la mucosa del duodeno.

Como estimulador de los procesos biológicos el catolito lleva a un funcionamiento óptimo. Transporta las sustancias beneficiosas para el organismo (las moléculas activadas de los oligoelementos) y aporta energía extra. El catolito sana rápidamente las heridas y estimula el metabolismo, aumenta la presión arterial con hipotonía y mejora el apetito y la digestión.

Si el catolito (agua alcalina) se guarda en un recipiente de vidrio bien cerrado y en oscuridad, conservará sus propiedades curativas varios días. Pero es importante saber que su efecto es óptimo hasta 6 horas después de su preparación. La toma de agua alcalina ayuda a regenerar la mucosa intestinal con la plena restauración de sus funciones, según lo demostrado por investigaciones bacteriológicas y serológicas. Al tomarla se neutralizan los productos oxidados, es decir, se regeneran las células enfermas.

En su cualidad de factor anti-radiación el agua alcalina es eficaz en el tratamiento de enfermedades por radiación. Esto se explica por el hecho de que con el uso del catolito se mejora el metabolismo en el cuerpo y se expulsan las toxinas, incluyendo los radionúclidos. Y como el catolito es estimulador del sistema inmune, su uso aumenta la resistencia del cuerpo a radiaciones alfa, beta y otras radiaciones ionizantes. Por lo tanto las células en la sangre se dañan menos.

Numerosas pruebas de laboratorio han demostrado que beber catolito activa las defensas del organismo, disminuye los resfriados e influye positivamente en las funciones reproductivas de los animales, lo que contribuye a aumentar su peso. Curiosamente en pruebas con ratones, al dejarles elegir entre agua normal y agua alcalina éstos bebieron cuatro veces más a menudo agua alcalina. El catolito también actúa favorablemente sobre las plantas.

El catolito estimula la transferencia de oxígeno y electrones desde el medio exterior hacia la célula, lo que normaliza su proceso restaurativo y metabólico. La carga del catolito activa las funciones de las moléculas de ADN y los aminoácidos y estimula la síntesis de las proteínas lo que explica su alta capacidad  reproductiva y reparativa. Al aumentar la actividad de las células sanguíneas,  el catolito mejora la inmunidad humoral y celular, tonifica el sistema nervioso central y la musculatura esquelética lisa. Por lo tanto, al tomar catolito (agua alcalina) uno siente un aporte de fuerza y energía, facilidad de marcha ligera, mejora en el estado de ánimo y la potencia sexual. Debido a la alta capacidad reproductora y reparadora se restaura la integridad de los tejidos.

A pesar de la importancia del potencial de reducción de oxidación  del agua electro activada cuando los valores son suficientes, el catolito y el anolito se usan para tratar seres vivos y no perjudican sus funciones vitales. Esta es una de las ventajas de la tecnología de agua electro activada, en la que a pesar de una baja concentración de iones, pero debido a su alta actividad, no hay riesgo de deshidratación de los tejidos vivos.

No se recomienda almacenar el agua electro activada en el frigorífico, tampoco se recomienda guardarla cerca de campos magnéticos que interactúen mutuamente (teléfonos móviles, televisión, microondas u otros electrodomésticos).

Hay mucha información sobre el uso del agua alcalina y ácida desde hace tiempo. A principios del siglo pasado causó sensación una noticia del resultado de una expedición al Tíbet del científico ruso Dr. Murdashev (oftalmólogo, el material sugerido está en ruso). Conducido por monjes alcanzó dos lagos situados uno al lado del otro. En uno el agua era ácida y en el otro, alcalina. En el lago del agua ácida la superficie era constantemente inquieta y tormentosa, pero la superficie del agua alcalina era siempre tranquila y suave. Los sabios tibetanos durante siglos utilizaban el agua de los lagos con intención curativa. Así lograban su longevidad.

Las propiedades curativas del anolito:

El agua ácida (anolito) es un líquido transparente sin poso con sabor ácido, un poco áspero y ligeramente amarillento. Si en su forma neutral el agua corriente tiene un potencial no superior a + (200-300) mV, el anolito llega a 1000 mV. Puede guardar sus propiedades terapéuticas durante más de una semana dependiendo de las condiciones de almacenamiento. Preferiblemente hay que mantener el anolito en un recipiente de vidrio cerrado y en lugar oscuro.

El anolito tiene una fuerte influencia en el funcionamiento del sistema venoso linfático, regula el estrechamiento vascular y lo ensancha para mejorar el drenaje en sus paredes. Este agua tiene propiedades antisépticas, antialérgicas, antihelmínticas y propiedades anti inflamatorias. Su efecto desinfectante se asemeja la acción de yodo, el agua oxigenada, el alcohol puro y otros desinfectantes fuertes. Pero a diferencia de ellos no causa quemaduras en el tejido vivo, ya que es un antiséptico suave. Está probado que el anolito tiene no sólo efecto bactericida, también se consiguen muy buenos resultados en caso de estreñimiento crónico, sin un impacto significativo en los procesos regenerativos del revestimiento del intestino y la síntesis de anticuerpos. Respecto a los efectos sobre la micro-flora del intestino el anolito actúa como un antibiótico suave con una acidez pH3 a pH5. Cuando se toma internamente, reduce la presión arterial en pacientes hipertensos, disminuye el metabolismo, reduce el dolor articular. Para desinfectar en aplicaciones externas, elimina los gérmenes en heridas infectadas y refuerza la inmunidad mediante la eliminación de la intoxicación alimentaria.

El anolito tiene un efecto beneficioso sobre el sistema linfático de las venas mediante la regulación de la apertura de los vasos actuando sobre el sistema nervioso autónomo, tonifica la musculatura lisa de las paredes de los vasos y la válvula de corazón, estimula el flujo linfático, elimina los procesos de estancamiento y la contaminación de la sangre, mejora la eliminación de los productos nocivos en las células del riñón, el intestino, el pulmón o la piel. Además el anolito mejora el drenaje del espacio intercelular, elimina la inflamación en los tejidos y restaura la integridad de la membrana celular, con la corrección positiva de la homeostasis electromagnética.

En uso externo sobre la piel en forma de compresas, enjuague, masajes, etc., el anolito tiene un efecto suavizante y ayuda a eliminar las células muertas y a restaurar la membrana adiposa. Tomar anolito a veces puede producir efectos de ligera somnolencia, fatiga o debilidad. Este síntoma se explica por las características tranquilizantes del anolito, ya que tiene un pequeño efecto sedante sobre el sistema nervioso central. Al mismo tiempo, reduce el tono de los músculos esqueléticos y disminuye la presión arterial.

En lavativas intestinales o vaginales el anolito ayuda a eliminar las células muertas de la mucosa, disuelve los cálculos fecales, elimina la flora patógena y reduce la inflamación. Así restaura la inmunidad de los órganos y normaliza su ambiente ácido.

Su efecto sobre el sistema nervioso parasimpático se asocia con la mejora de la circulación sanguínea en los capilares (la microcirculación), mejora el funcionamiento de las glándulas sudoríparas, así como las glándulas de secreción interna del tracto intestinal.

El anolito tiene efecto anti inflamatorio, bactericida, antihelmíntico y restaura el pH normal del cuerpo.

El anolito ayuda a disolver los cálculos biliares, las piedras en el conducto biliar en el hígado, y las piedras del riñón, páncreas y otros. Es extremadamente eficaz en las llagas, quemaduras y heridas infectadas.

En alergias, rinitis, asma bronquial y dermatitis alérgicas, actúa como antihistamínico.

Estas propiedades positivas del anolito se deben a su carga positiva (protones). Esto le permite actuar sobre el flujo enérgico informativo de los sistemas biológicos mejorando la homeostasis electromagnética global del organismo.

Nuestro ionizador VA-31 Agua Alcalina